Thappi proposito social

“Una pequeña sonrisa de un niño muestra la grandeza del ser humano”

 

Estamos edificando nuestra empresa aportando en la mejora de algunos problemas que afectan a nuestros niños. Los problemas que abordamos son de hecho dos situaciones opuestas: la falta de acceso y el uso desmesurado de la tecnología que afecta el desarrollo mental, físico y emocional de las personas y de los niños, para este caso en particular.

 El no acceso o acceso limitado a la tecnología impide que los niños crezcan con mejores oportunidades de vida, pues genera una desventaja educativa que no les permite llegar a contenidos globales actualizados y deteriora la calidad y la velocidad de la comunicación con un mundo en constante evolución, como lo confirma Karent Mendoza, trabajadora social de la Fundación Apoyar en Bogotá.

A ellos, queremos brindarles la posibilidad de aprender del mundo, ampliar sus conocimientos y darles acceso a contenidos actualizados para que puedan mejorar sus oportunidades de vida y ser mejores hombres mañana. En alianza con la Fundación Apoyar que lleva más de 30 años trabajando para hacer de este un mundo mejor, hemos activado el plan “TECNOLOGÍA CON AMOR” que beneficia a niños de escasos recursos que no cuentan con una educación tecnológica adecuada. Para esto destinamos parte de nuestros ingresos, los cuales son administrados por la Fundación Apoyar. Conozca más sobre el programa TECNOLOGÍA CON AMOR.

El uso desmesurado de la tecnología por otro lado, deteriora la construcción de vínculos y habilidades sociales, claves para el desarrollo integral de los menores, aislándolos de la realidad e impidiendo el contacto interpersonal. Estar conectados a una pantalla descomedidamente, también impide el correcto desarrollo que requiere cualquier niño, según Ángela Velasco, psicoterapeuta infantil con amplia experiencia en este tipo de situaciones.

A ellos, con las CAMISETAS MAGNÉTICAS queremos brindarles una alternativa lúdica, educacional y súper emocionante que les permitan complementar su desarrollo integral.

 Nuestra aventura apenas comienza y te invitamos a ser parte de ella. 

*Imágen cortesía Fundación Apoyar